Exfoliante facial MartiDerm

La exfoliación facial es uno de los principios básicos de belleza y tiene un papel fundamental en el cuidado de la piel.

Mediante este procedimiento retiramos las células muertas que se acumulan en la epidermis y aceleramos la regeneración celular. De este modo, conseguimos una piel más luminosa y especialmente limpia, ideal para absorber de modo óptimo los productos que nos apliquemos a continuación.

Es muy aconsejable, por tanto, que la exfoliación forme parte de nuestra rutina de belleza.

Martiderm creó una crema exfoliante formulada específicamente para limpiar en profundidad, eliminar impurezas (puntos negros) y renovar las capas más externas de la epidermis. Contiene partículas inertes de óxido de aluminio y gránulos de sílice que ejercen una exfoliación mecánica sobre la piel.

El conjunto de los ingredientes activos de la crema exfoliante consigue una triple acción, acción limpiadora-desincrustante, acción absorbente de sebo, acción abrasiva exfoliante.

En pieles normales a secas el masaje exfoliante está indicado para estimular la renovación celular y la proliferación epidérmica consiguiendo potenciar la penetración de otros productos.

Se aplica sobre la piel ligeramente húmeda frotando suavemente mediante movimiento circulares, durante 20-30 segundos para luego aclarar con abundante agua templada.

En pieles normales a secas se puede utilizar una vez al día o días alternos, en pieles con tendencia acneica se puede utilizar una o dos veces al día. Interrumpir el uso de otros jabones o limpiadores.

El exfoliante facial de  la línea dermocosmética española MartiDerm es sin duda un “must” en la rutina de belleza.

Recuerda nunca exfolies tu piel si está quemada por el sol o tiene heridas abiertas y  para gozar de los beneficios de exfoliar la piel, es necesario que lo hagas durante todo el año.